El bebé y el babeo: todo lo que tienes que saber sobre esta etapa

No podemos evitar ver con asombro a nuestro bebé. Sus movimientos, la forma en la que mira el entorno, intentando hacerse al nuevo hogar… Y, sobre todo, cuando los vemos crecer. ¡Crecer tanto como esa baba que le cuelga de la barbilla!

Madres de todo el mundo, no os preocupéis. El babeo es una etapa natural en el pequeño hasta el momento en el que le salen los dientes. En este artículo os dejamos datos interesantes sobre esta etapa del bebé. ¡Tomad nota!

 

dientes, dentición, salida, consejos, chupetes, mordedores, fruta congelada, masajes¿A qué se debe el babeo?

El babeo, como su nombre indica, consiste en la secreción excesiva de saliva. Entendido así, este fenómeno aparece en el bebé a partir del segundo trimestre de vida.

Es cuando se activan las glándulas salivales. Los bebés, ante tal novedad, no saben tragar la saliva y, finalmente, acaban derramándose en su ropa. Con la salida de los primeros dientes de leche, la secreción aumenta y, en estos casos, la baba tiene una función importante de aliviar la sensibilidad de las encías del pequeño.

El babeo también se produce porque el sistema de deglución de los bebés está entrenado solamente para ingerir comida, normalmente leche materna o de fórmula. Junto con la salida de los primeros dientes, este fenómeno anticipa al bebé para la ingesta de nuevos alimentos en el transcurso de los meses.

 

Bebé, babeo, babas, saliva, dientes, consejos, mordedoresLos beneficios de la salivación

Cuando hablamos de la salivación, nos referimos a un constante proceso de humedecimiento de la cavidad bucal, incluyendo los dientes y la mucosa. Esto favorece la correcta deglución de alimentos y mantiene el pH neutro, reduciendo así la acidez de las comidas. Además, tiene una importante función cicatrizante y fortalece sus primeros dientes, gracias a su aporte de flúor y calcio.

 

Posibles complicaciones del babeo

Cuando los bebés babean, están con las manitas en la boca intentando morderlas. Esa es una buena señal porque están saliendo los primeros dientes, y la saliva favorece su crecimiento.

En caso contrario, si no juega con sus manos y la baba aumenta, puede deberse a una posible infección, generando así llagas en su boca. El bebé puede sentir incomodidad al tragar y, por tanto, más complicado sería retener la saliva. Esto puede deberse a una mala alimentación. Nosotros podemos comprobar si tiene llagas en la garganta, no obstante, resulta fundamental acudir al pediatra para que confirme el diagnóstico y que, por ende, os recomiende el tratamiento adecuado para paliar los efectos.

 

Bebé, babeo, babas, saliva, dientes, consejos, mordedoresConsejos para sobrellevar el babeo

Normalmente, el babeo finaliza alrededor del año y medio de vida, cuando todos los dientes han salido y ya muerde y ha probado nuevos alimentos. Mientras tanto, estos pequeñines seguirán empapando su ropita. ¿Qué podemos hacer durante este tiempo? Atentos a los siguientes consejos:

● Tened a mano siempre un babero. Este puede ser de algodón y, para evitar que se manche contantemente, podéis forrarlo para limpiarlo con más facilidad. Así evitamos que se empape su ropa y que padezca enfriamientos o posibles resfriados.

● Limpiadle las manos siempre que podáis. Podría causarle una infección si se mete las manos sucias en la boca. En caso de estar fuera de casa, las toallitas serán vuestras aliadas.

● Comprobad que la comida que le deis esté templada. Puede causarle incomodidad en las encías si esta está muy caliente.

● Al limpiar al pequeño después de quitarle el babero, secadle el cuello. Esta zona se encuentra húmeda todo el tiempo y podría coger hongos si no ponemos solución pronto.

● Como el babeo es un indicio de que al bebé le están saliendo los dientes, los mordedores serán ideales para aliviar la sensibilidad de sus encías. En Dr. Brown’s, contamos con un catálogo para que podáis elegir el que más os guste y mejor se adapte a las necesidades del bebé.