¿Cómo preparar el biberón correctamente?

Si alguna vez te has dicho
“No duerme bien” o “Está inquieto, ¿tendrá cólicos?”,
vas a agradecer saber esto:

Preparar el biberón correctamente influye en el buen sueño de tu bebé

La alimentación y el descanso del bebé suelen ser nuestras principales preocupaciones. Sin embargo, a veces desconocemos que en la lactancia diferida, mixta o artificial, pueden influir, además del tipo de leche o la cantidad que toma, la forma en la que nuestro bebé se alimenta.

Si tu bebé traga aire durante la toma, puede tener una mala digestión.
Una alimentación sin aire favorece la digestión, le ayuda a conciliar el sueño mejor y reduce patologías como los cólicos, gases o regurgitaciones.

Los recién nacidos tienen el sistema digestivo inmaduro por lo que debemos prestar mucha atención a su digestión y esto cobra especial importancia cuando usamos biberones. Por eso te compartimos estos consejos sobre cómo preparar el biberón correctamente:

  1. Limpia y esteriliza.

Lavar el biberón con agua y jabón antes de cada uso y después de cada toma con un cepillo especial para biberones.

Esteriliza el biberón y todos sus componentes para eliminar las bacterias, sobre todo si el bebé aún es pequeño (menor de 3 meses) o está resfriado o enfermo.

2. Prepara el agua y añade la leche.

Hierve el agua si es natural o caliéntala si es de mineralización débil, para ello puedes usar un calientabiberones.

– Añade los cacitos de leche. Consulta la información del fabricante de la leche de fórmula para determinar que cantidad de agua y de cacitos necesitas para tu bebé.

3. ¡No agites la mezcla!

– Para mezclar, no es recomendable agitar el biberón, ya que al agitar se forman burbujas de aire que el bebé se tragará y le incomodarán.

– Remueve la mezcla con una cuchara o moviendo el biberón sin agitarlo como un rodillo entre las manos.